jueves, 29 de noviembre de 2007

La claridad


Tenemos "tres cabezas" - hambre, ignorancia y rabia. Es humano, pero son emociones negativas. Con compasión, devoción y vacuidad podemos "cortar la cabeza" - simbólicamente hablando. No es que vayamos a cortar la cabeza de verdad, eso solo quiere decir de sentir y vivir más de corazón que de la cabeza.


Mientras que no seamos heroes sobre nosotros mismos, no podemos desarrollar compasión. Si cambias, todo cambiará.
Las cinco emociones negativas son:

* Apego
* enfado
* celos / envídia
* ignorancia
* hambre (ansia a más y más y más)

Estos 5 emociones negativas se pueden disolver. En el momento en el que somos conscientes, se disuelven y se convertirán en las cinco sabidurías.

Para la claridad no se necesitan razones. Todas las creencias siempre tienen que basarse en alguna razón, ya que proviene del "NO-SABER", o sea, de la ignorancia. La creencia no es necesaria, sólo al principio. La creencia tiene que disolverse con la claridad.

Buda no tiene, ni necesita una creencia. Tiene claridad. La creencia - ése es nuestro problema. Es el obstáculo de la claridad / sabiduría. Lama Lobsang escribió un libro que se titula "Ebrio de fe" y trata de eso.

En cuanto más educación recibamos, más creencias tenemos. La creencia es como una medicina, al principio ayuda, pero tomándola prolongadamente, dañará. La medicina soluciona un problema y crea diez nuevos.
LA CREENCIA ES LA DESTRUCCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD Y DE LA SABIDURÍA.

Los héroes verdaderos son aquellos que empiezan a luchar para sí mismos. La creencia te de fuerza por una temporada, pero a largo plazo te dejará débil.

Budismo de cultura = Creencia

Budismo de la naturaleza = Sabiduría

En el budismo de la naturaleza no existe "bien" o "mal". Si la gente habla de amor y emociones o sentimientos, la gente de la sociedad piensa que está loco. En cambio si hablan de un proyecto importante o de negocios, entonces están entusiasmados.

Estamos perdidos en el samsara. Si cantamos un mantra, nos llamamos a nosotros mismos. Si estamos perdidos, nos ayuda la compasión.

Hacemos tantas, pero tantísimas cosas desde por la mañana hasta la noche, pero eso no nos ayuda a ser más felices. Nos hemos perdido a nosotros mismos. Cantando mantras te ayuda, a llamarta a tí misma y sacar la budeidad innata, que llevamos dentro, que está en el universo, en todos los sitios. Nosotros mismos somos todo lo que necesitamos, el Universo nos da todo lo que necesitamos. Pero tampoco es bueno, saltar demasiado al vacío y dejar de lado el mundo material. También hay que ocuparse del mundo material - lo mejor es encontrar el "camino del medio".

En el momento de convertirnos en un personaje importante o famoso, tenemos tan poco tiempo, que no tenemos tiempo para ocuparnos de nosotros mismos....

Si quereis practicar el budismo seriamente, lo mejor es practicar TSA LUNG, LU JONG, también los MANTRAS.