miércoles, 5 de diciembre de 2007

Apatía en la vacuidad

Hoy, cuando estaba haciendo la compra en Mercadona, caminando con el carro, en medio de mucha gente, entré en el "Observador" que se queda con todo y siente con empatía que le pasa a la gente. Primero tenía la sensación de la vacuidad, del vacío, de que en realidad todo es vacío. Luego, en medio de ese vacío, escuché los viancicos navideños, "Navidad, navidad, feliz navidad" y la gente en medio consumiendo por inercia. Con una apatía tremenda, sentí que a nadie le apetecía de que fuera navidad y que sólamente "cumplen", porque pues bueno, la costumbre, a consumir, a comprar mucho, a comer y beber hasta arreventar, entre muchas melancolías....porque depende de donde se está, según van pasando los años, en las navidades entra melancolía, ya que uno se empieza a acordar de aquellos familiares que ya se han ido....otros, que a lo mejor se acaban de separar de la pareja, se sienten solos, mirando a aquella familia con dos chiquillos....uno de 6 meses y el otro de año y medio......otro cuyo padre acaba de tener un infarto y está en el hospital y no se sabe si va sobrevivir, otro que simplemente está deprimido, aunque no tenga problemas (quiero decir, aunque tenga: salud, dinero, trabajo, familia) y bueno: eso hablando de la tercera parte del planeta, que tiene comida, casa, ducha caliente, televisión, trabajo....los otros dos tercios están muertos de hambre o en guerra. Lo lamento mucho. Antes estas situaciones me absorbían mucha energía y después me sentía triste y no sabía porque. Ahora estoy consciente que está pasando y que yo percibo muchas cosas que pasan a mi alrededor (a veces tengo algo de clarividencia, pero no puedo controlarlo). Sobre todo si estoy en sitios donde hay mucha gente, es cuando más lo noto. Ahora estoy aprendiendo a protegerme, o con una pirámide de luz o simplemente mandando luz, amor y compasión. Al salir del Mercadona, no me ha afectado nada energéticamente, es más, hay veces que puedo cargarme con energía si les mando luz. Es como si les sanara.