jueves, 6 de diciembre de 2007

Familia y control de la natalidad

"Al Hombre se le ha quedado pequeña la familia. La utilidad de la familia se ha terminado; ha durado demasiado. Es una de las instituciones más antiguas, por lo que sólo alguien muy perceptivo puede ver que ya está muerta. A los demás les llevará tiempo reconocer el hecho de que la familia ha muerto.
Ha cumplido su trabajo. Ya no es relevante en el nuevo contexto; ya no es relevante para la nueva humanidad que está naciendo.
La familia ha sido buena y mala. Ha servico de ayuda - el hombre ha sobrevivido gracias a ella - y ha sido muy dañina porque ha corrompido la mente humana. Pero en el pasado no había alternativa, no había forma de elegir otra cosa. Era un mal necesario. Esto no tiene por qué ser así en el futuro. En el futuro puede haber estilos alternativos.
Mi idea es que el futuro no va a tener un patrón fijo; tendrá muchos, muchos estilos alternativos. Si varias personas aún eligen tener una familia, deberían tener libertad para hacerlo. Será un porcentaje muy pequeño.
Hay familias en el mundo - muy pocas, no más del 1% que son realmente bellas, que son realmente beneficiosas, en las que sucede el crecimiento; en las que no hay autoridad, no hay juegos de poder, no hay posesión; en las que no se destruye a los niños; en las que la esposa no trata de destruir al marido y el marido no trata de destruir a la esposa; en las que hay amor y libertad; en las que las personas están juntas por puro gozo, sin ningún otro motivo; en las que no hay política. Sí, este tipo de familias ha existido sobre la Tierra; aún están ahí. Para esas personas no es necesario cambiar. En el futuro pueden continuar viviendo en familias.
Pero para la inmensa mayoría, la familia es algo feo. Puedes preguntar a los psicoanalistas y te dirán: "Todo tipo de enfermedades mentales surgen de la familia. Todo tipo de psicosis, neurosis, surgen de la familia. La familia crea seres humanos muy, muy enfermos.
La familia es la causa básica de todas las neurosis. Tenemos que comprender la estructura psicológica de la familia, lo que hace a la conciencia humana.
Lo primero es: condiciona al niño a cierta ideología religiosa, dogma político, alguna filosofía, alguna teología. Y el niño es tan inocente y abierto, tan vulnerable, que puede ser explotado. Aún no puede decir que no, no se le cruza por la mente decir que no, e incluso si pudiese decir que no, no lo diría porque depende totalmente, absolutamente de la familia. Está tan desvalido que tiene que estar de acuerdo con la familia, con cualquier tontería que la familia quiera que acepte.
La familia no contribuya a que el niño indague; le da creencias, y las creencias son venenos. Una vez que el niño está cargado de creencias, su capacidad de indagar está incapacidada, paralizada, le han cortado las alas. Para cuando llegue el momento en que sea capaz de indagar, estará tan condicionado que iniciará cualquier investigación con un cierto prejuicio, y con un prejuicio tu indagación no es auténtica. Llevas ya una conclusión a priori; estás buscando simplemente pruebas que apoyen tu conclusión inconsciente. Te vuelves incapaz de descubrir la verdad.
Por eso hay tan pocos budas en el mundo; la causa básica es la familia. Si no, todo niño que nace es un buda, viene con el potencial para alcanzar la conciencia suprema, para descubrir la verdad, para vivir una vida de dicha. Pero la familia destruye todas estas dimensiones; lo vuelve totalmente plano.
Todo niño llega con una inteligencia tremenda, pero la familia lo vuelve mediocre, poruqe vivir con un niño inteligente resulta molesto. Un niño inteligente duda, es escéptico, hace preguntas, es desobediente, es rebelde. Y la familia quiere alguien que sea obediente, que esté dispuesto a seguir, a imitar. Por eso, hay que destruir la semilla de la inteligencia desde el principio mismo, hay que quemarla casi completamente, para que no haya ninguna posibilidad de que surjan brotes de ella.
Es un milagro que algunas pocas personas como Zaratustra, Jesús, Lao Tse, Buda, escaparan de la estructura social, del condicionamiento de la familia. Parece que son grandes cimas de la conciencia, pero en realidad todo niño nace con la misma cualidad, con el mismo potencial.
El 99% de las personas pueden llegar a ser budas, sólo tiene que desaparecer la familia. De otra forma, habrá cristianos y musulmanes e hindúes y jainistas y budistas, pero no Budas, ni Mahaviras, ni Mahomas; eso no será posible. Mahoma se rebeló contra su cultura, Buda se rebeló contra su cultura, Jesús s e rebeló contra su cultura. Todos ellos son rebeldes, y la familia está absolutamente en contra del espíritu rebelde."
Osho, en "El libro de la mujer"