sábado, 8 de diciembre de 2007





















Desde hace 8 meses voy dos veces por semana a clases de Yoga y la verdad, afecta positivamente a todos los niveles. Al principio me costaba mucho, ya que soy bastante inelástica, pero al cabo de un tiempo y con paciencia, poco a poco me concentro mejor en cada asanas, acompañada siempre de una respiración profunda al abdómen.
Afecta física- y mentalmente, ya que cuerpo y mente son uno. Cuando cambia el cuerpo, cambia la mente y cuando cambia la mente, cambia el cuerpo. Después de las clases me siento tan relajada, estoy más en el presente, respirando profundo y haciendo cada cosa despacio, con paciencia y mucha conciencia - al mismo tiempo siento como una felicidad grande.
A nivel de cuerpo - reduce los dolores de huesos, dolores de cabeza, regula el metabolismo, la menstruación, y ....en definitiva....¡desestresa! Cambia la mente. Cuando con la mente crees que puedes y te relajas mentalmente, también el cuerpo se relaja y sale bien la asanas. Esta es mí experiencia.

1 comentario:

i anku dijo...

...grasias por tu prpia sensibilidad...i esa busqueda corporea espiritual...la verdad ...la vengo trabajando ...mas imformal pero lo siento ...siento mi cuerpo i las posturas i como la energia se mueve por toda la columna...i como los chacras...se activan...con estos i otros ejersisios...me gusto llegar por aqui...encontre un enlace mui bonito de ustedes...mujeres de luz...grasias...quiero comparirte una lectura ...complementaria para tu menstruasion que no e smas que una luna hermosa...en tu interior...
http://elexion.com/lakota/textos/texto22.htm

un abraso vibrasional...
...om mani padne hum...