domingo, 2 de diciembre de 2007

El espacio















El espacio no existe por sí mismo, es meramente una nominación sobre sus partes - el espacio norte, sur, este y oeste-. Si pensamos en la posibilidad de que el espacio existiera de forma inherente, entonces debería ser uno con sus partes o algo separado de ellas. Si fuera algo inseparable de sus partes, el espacio oeste y el este serían una misma cosa, por lo que podríamos afirmar que el sol sale por el oease. En el supuesto que el espacio existiera independiente de sus partes, al separar éstas debería quedar el espacio aislado. Al no ser así, llegamos a la conclusión de que el espacio no es más que una mera imputación.
Siguiendo el mismo razonamiento, comprendemos que incluso la misma vacuidad carece de existencia inherente porque la establecemos gracias al objeto del cual decimos que es vacío. Sólo a través de este objeto podemos encontrar la vacuidad, por esta base y no por sí misma.